MÚSICA Y CINE


" La música de cine es la música  que millones de personas oyen,
 pero nadie escucha"   

 Aaron Copland

Los hermanos Lumiére hicieron su primera proyección de cine en el Salón Indio de París en 1895.

En los inicios de la cinematografía, las películas solían exhibirse en cafés y teatrillos. El nuevo medio despertaba la curiosidad de las gentes, que acudían para admirarlo sin prever el potencial artístico y expresivo que más adelante lo convertirían en el Séptimo Arte. Desprestigiado por los intelectuales de la época, que lo creían vulgar, el cine fue calando en el quehacer cotidiano, transformándose de un vehículo narrativo con retratos documentales de gente paseando por la calle, piruetas artísticas, noticiarios, para dar paso a narración de historias y arrastrar así a un público cada vez más numeroso.

La inclusión de la música en el cine es debido, fundamentalmente, a dos razones:
1º En el cine mudo existía un ruido que provenía del funcionamiento del aparato proyector. Para no molestar a los espectadores se pensó en utilizar una música de fondo que disimulase este molesto ruido y que hiciese más cómoda su estancia en la sala.

2º En el desarrollo de la película aparecían distintos tipos de escenas; escenas cómicas, dramáticas, etc. Para conseguir dar a la película una mayor carga expresiva en el desarrollo de ciertas escenas era necesario reforzar el mensaje visual con una música adecuada que incidiese en la comicidad o en el dramatismo de las imágenes.

Por esto se pensó en la posibilidad de recurrir, durante la proyección de la película, a la interpretación por parte de un músico o un grupo de músicos de diversas melodías al mismo tiempo que se proyectaba la película. De esta manera se reforzaban los momentos claves, interpretando partituras de música conocida.
Dependiendo de la importancia de la sala, podemos encontrarnos con algunas en las que aparecía un solo músico al piano y en las grandes salas que podían permitírselo, una orquesta completa.

En un principio, para acompañar las proyecciones cinematográficas, se seleccionaban fragmentos de música clásica, que se interpretaban cuando se consideraban apropiadas a las escenas de emoción, alegría o drama que aparecían en las películas.
Uno de los principales problemas era la falta de relación entre la música empleada, elegida entre el repertorio clásico y que, en ocasiones, no tenía relación con la imagen. Existían una serie de tópicos para la música que se incorporaba a algunas escenas: por ejemplo, si la escena trataba de una boda, se escuchaba la Marcha nupcial de Mendelssohn o de Wagner, la Marcha fúnebre de Chopin para entierros o escenas fúnebres; la Canción de cuna de Brahms cuando aparecían un personaje dormido; redobles de timbal para escenas de muerte, de ejecuciones, ritmos rápidos para persecuciones, sonidos graves para momentos de misterio ….

Muchas veces el pianista improvisaba y en otras ocasiones recibía partituras completas junto a las copias de las películas.

La instauración de los derechos de autor , en la primera decada del siglo XX obligó a un procedimiento más estandarizado, que tomó la forma de fragmentos musicales llamados Cue sheets , que se adaptaban a las distintas necesidades y que cada sala de cine guardaba para su uso. El arreglista y director Erno Rapeé , creoo varios repertorios de piezas para cine, como por ejemplo, Colección de piezas seleccionadas y adaptadas para cincuenta y dos modos y situaciones (1924) . Estos fragmentos facilitaban el trabajo de los intérpretes ya que sólo tenían que seleccionarlos para cada película.

 

EL NACIMIENTO DEL CINE SONORO

Es en 1926 cuando la productora americana Warner Brothers introdujo el sistema sonoro (vitaphone) que permitía la grabación de las bandas sonoras musicales y los textos hablados en grandes discos que se sincronizaban con la acción de la pantalla y , sobre todo, cuando en 1931 surge un nuevo sistema (movietone) que permite grabar el sonido directamente en la película, en una banda lateral, lo que hace que el cine sonoro pase a convertirse en un fenómeno social, donde la música se convierte en un elemento indispensable de la película. La primera película con sonido es El cantante de Jazz en el año 1927, y aunque básicamente es muda, incorpora algunos pasajes hablados y cantados.
Con el cine sonoro aparece también la figura del compositor musical para cine, creando progresivamente una música original para cada film.

 

 

 

 

 

 

http://blog.educastur.es/unamusicadecine/

http://scoremusica.blogspot.com.es/?view=classic

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s